07 octubre, 2005


 

PASAR LISTA



Durante las últimas semanas, en el Congreso de los Diputados, se han tenido que suspender las sesiones en varias ocasiones, por incomparecencia de los diputados que tenían que participar en ese momento. Esto ha hecho que Marín se cabrease, una vez más. No le falta razón, porque en ocasiones (en muchas ocasiones) da pena ver el hemiciclo vacío.
En la mayoría de los trabajos se controla de lo lindo la jornada laboral. Y si hay alguna reunión o cita importante, con más empeño todavía.
Una maquinita a la entrada del Congreso o del hemiciclo para que sus señorías fichen, no estaría de más. Y que luego se publiquen las estadísticas de asistencia en los periódicos. ¿Aumentaría el interés de los políticos?

|

<< Home
Creative Commons License

This page is powered by Blogger. Isn't yours?